Anibal Debandi

18 Julio 2017

Pertenecí al CCS desde más o menos 1979 - 80, invitado por el Elias Glukman”El Lele”, con el que compartíamos rugby en la UC y por Enzo, quien promocionaba el ciclismo con mucho pasión y cariño, en su negocio de bicicletas de calle Vergara. Allí concurríamos todos los viernes para enterarnos de las salidas de los sábados y/o a compartir con los amigos y hablar sólo de la “chancha”. Él fue quien me vendió mi primera “Gios Torino” que aún la conservo.
En el año1980 realizamos un sueño, que era fundar la “Rama de Ciclismo de la UC”: con Jorge Letelier, Juan Luis Santelices, Fernando Carlin, Rafael Quiroga, Elías Glukman, Victorio Vuscovic, etc. en la que permanecimos hasta su disolución en el año 1990, quedando en su lugar la Rama de Triatlón, que persiste hasta nuestros días.
Los adultos participábamos en competencias de los Laborales, junto a socios del CCS y los Juniors, en la Federación de Ciclismo de Chile, donde nuestros hijos fueron los primeros inscritos, corriendo en ruta y en el velódromo, hecho que nos fanatizó mucho más, con este deporte tan hermoso.
En el año 1990 se disolvió la rama de la UC y volvimos, como el “Hijo pródigo”, a nuestro “Redil”, el querido y nunca olvidado CCS.

¿Tu motivación por el deporte?
Soy un deportista innato, desde niño mis padre nos inculcaron, a mí y a mi hermano, el espíritu deportivo, con la idea de alejarnos de los “vicios de esa época”: el alcohol y el cigarro (nunca nos hablaron de drogas)
Mi casa fue un verdadero “Club de Barrio”, en el antejardín teníamos una multicancha: de fútbol, tenis, básquet, voleibol. Hacíamos carreras pedestres de resistencia alrededor de la manzana. En bicicleta, corríamos tipo “contra reloj”, pues solo había una bicicleta y tomábamos el tiempo de cada uno y declarábamos el ganador.

Desde los 14 años jugué rugby, primero en Mendoza y luego desde 1970, aquí en la UC, hasta el año 1990.
En el año 1980 y gracias a un enfermo agradecido, que luego se transformó en un” Tío Querido”, me regaló una bicicleta de ruta francesa:” Mercier”, con la que comencé con esta “adicción maravillosa”, que nunca más he dejado.
Participe en el año 1984 en el triatlón de la laguna Caren, continué en esa disciplina en tres eventos más, pero mi mala natación me frustró tanto, que al final lo dejé.
Continué con el Duatlón y logré ser Campeón Nacional, en mi categoría (50 años) en el año1984.
Ese mismo año corrí “mi primera y última Maratón (Hoech)” logrando un tiempo de 3hs33min.
Practico “mountain bike”, en distintas carreras con pocas dificultades técnicas.
Tuve la suerte de pertenecer, como médico, de los Equipos Profesionales de Ciclismo: Pilsener Cristal y Entel, conociendo de cerca al ciclismo de elite y a los mejores corredores de la década del 80: Sergio Aliste, Fernando Vera, Juan Acuña, Miguel Droguet, Eduardo Cueva, los hermanos Lino y Freddy Aquea, Manuel Aravena, Roberto Muñoz,” El Chico” Caro, Peter Tormen, etc., etc.
Participe en el Equipo Médico de Control Antidoping del Comité Olímpico de Chile, invitado por el Dr. Bernardo Chernilo, durante cinco Vueltas Ciclísticas de Chile. Adquiriendo en ellas experiencia en lo que era una prueba de largo aliento y conociendo a “Monstruos” de categoría mundial, nacionales y extranjeros, viviendo junto a ellos los momentos culmines y también sus frustraciones (por caídas, desperfectos mecánicos o “sentirse mal”, tan habitual en este deporte) que los hacían abandonar o retroceder en la clasificación, viéndolos angustiarse y deprimirse hasta el llanto.
En el año 1993, perteneciendo a la Comisión Técnica de la Federación de Ciclismo de Chile, presidí la delegación al Campeonato Panamericano Juvenil de Ciclismo, que se realizó en Cuba. Con Claudio Muñoz, como entrenador y Don Samuel Del Valle (EL MAESTRO), como mecánico. Adquiriendo conocimiento acabado de lo que es representar al país en una gesta Deportiva Internacional.

Opinión sobre las salidas en bicicleta con CCS
Los destinos más agradables son salidas en grupo fuera de Santiago, ya sea por todo el día: Quintay, Algarrobo, Santo Domingo, Olmuè o por fines de semanas largos: Mendoza, paseo al Sur, Valle de Elqui, Arica, Combarbalà, Litoral Central, Termas del Corazón, Papudo, Olmué, Santiago. También paseos largos fuera del país por varios días (Córdoba, La Toscana)

¿Qué rutina de preparación física tienes durante la semana?
Estoy convencido que en todo deporte, cualquiera que practiques, hay que entrenar siempre y mantenerse en forma. Con esto adquieres un buen estado físico para poder practicarlo en la mejor forma, lograr mejor “performance” y evitar lesiones. En la bicicleta es igual, trato de entrenar y si no lo hago no salgo a paseos largos, para no sufrir ni tener que subirme al bus.
Actualmente tengo una rutina que trato de cumplirla rigurosamente.

Entrenamiento

MARTES
Gimnasio
Calentamiento: Elíptica 15 a 20 minutos
Aeróbico: Trote 4 km
Pesas: rutinas personalizadas
Relajación o específico: spinning 20 a 40 minutos. Con programas de repeticiones:
FUERZA RESISTENCIA o FUERZA VELOCIDAD
Elongación 15 a 20 minutos

JUEVES
Ruta: Salidas en plano o subidas, hacer 50 a 70 Km: circuitos de La Dehesa- Pie Andino-Chicureo
Camino a Farellones, cuando no hay temporada de ski.
Elongación 15 a 20 minutos

SÁBADOS
En grupo con el CCS (A MORIR!!!!!)
Elongación 15 a 20 minutos

DOMINGOS
En grupo con los Laborales, 60 a 70 km, regenerativo, aunque a veces “le ponen con ganas”, sufriendo por el desgaste del sábado. Pero muy entretenido con grandes amigos y ex - compañeros de la”Bell Èpoque”, cuando corríamos y otros ex – ciclistas, buenos para la talla y que andan muy bien y son cuidadosos.

Siempre que puedo y tengo tiempo, trato de finalizar mi rutina con natación, 400 a 1000 mts.

ALIMENTACIÓN
Sana y variada, proteínas post esfuerzo, 15 a 20 gr.
Hidratación adecuada: 2 a 4 litros, según el clima

Para finalizar, ¿qué mensaje les dejas a tus compañeros de ruta?
El ciclismo no es sólo un deporte bello y apasionante, es también una forma de vida. Muy demandante en lo psíquico y sobre todo en lo físico, para lo que te tienes que preparar. Entrenar y cuidar tu salud, sobre todo descansar en forma adecuada, que es la etapa de la puesta en forma, más importante.
Es un deporte en el que se logran grandes compañeros y amigos, porque el sufrir juntos, ayudarse y lograr el objetivo te llena de distintas sensaciones y te generan unos sentimientos de solidaridad, afecto y lealtad, que te acercan a lo más íntimo de las personas.
Cualquiera puede practicarlo, siempre y cuando quiera y tenga ganas. TODO se puede aprender, todos lo podemos hacer y tener logros equivalentes a tus condiciones y esfuerzo, o sea DEPENDE DE TI.
Pero lo que más te va marcar entre tus pares, es la HUMILDAD como lo enfrentas. Tienes que saber que de todos puedes aprender algo. Saber mirar, escuchar de los buenos ciclistas y viejos con experiencia, darse cuenta que se necesita tiempo para formarse como un verdadero ciclista.
Andar en bicicleta, todos lo sabemos hacer desde niño, pero para conocer los “secretos del ciclismo” necesitas tiempo para lograrlo. Puedes prepararte bien y andar en forma, pero sería pretencioso y muy peligroso, estar entre los primeros de un grupo que rueda a altas velocidades y que realizan maniobras bruscas y reflejas, que solo se aprenden con muchas horas(o años) arriba del sillín.
Conocer tus límites y no esforzarte más de lo que puedas. Saber cuando tienes que decir “hasta aquí no más” y frenarte en tu ímpetu e ir más despacio o bajarte de la “chancha”. Está probado que en regulares o malas condiciones físicas, te arriesgas a caídas y lesiones severas. Deja este paseo para otro día, con mejor preparación y a TU RITMO y al final podrás decir con mucho orgullo: TAREA CUMPLIDA, LO LOGRE.