Kira Ruiz

10 Enero 2018

Hola Soy Kira Ruiz, junto con mi marido Gonzalo García llegamos a Chile provenientes de Madrid, ambos aparte de nuestra actividad profesional nos gustan muchos los deportes al aire libre, pensamos que al llegar a Chile no tendríamos mucha oportunidad de practicar lo que tanto nos gusta, una de las disciplinas deportivas que nos fascina es el ciclismo de ruta, por curiosidad busque en internet y encontré la pagina web del Ciclo Club Santiago, fue así que logre contactar a Ricardo Cate López, tuvo a bien invitarnos a conocer al grupo, así como el resto facilitarnos en todo lo posible la participación en los pedaleos, gracias a esto, nuestra integración en un país diferente se volvió mucho más sencilla y agradable. Desde España no pensamos que fuera a ser tan fácil encontrar un buen grupo de pedaleo y menos tan bien organizado como el Ciclo Club Santiago. Poco a poco fuimos encontrando nuestro lugar dentro del grupo, lo cual nos ha hecho sentir como en casa desde el primer momento.
Durante todo el año habíamos oído hablar del Giro del Sur, que se organizaba todos los años en el mes de diciembre y como no, no queríamos perder esta oportunidad!, para nosotros como extranjeros este tipo de viajes son un regalo, ya que conocemos el país de la manera que más nos gusta, pedaleando.
El Giro del Sur fue fantástico, cuatro días de pedaleo por lugares preciosos!
Primer día empezábamos con energía, dando la vuelta al Lago Ranco, el día partió con una ligera neblina, la cual fue poco a poco despejando, dejándonos finalmente disfrutar del bello entorno que nos iba a acompañar el resto de días. Un abastecimiento a orillas del lago y llegada nuevamente al inicio, en Futrono donde pudimos descansar y compartir una bella puesta del sol desde las magnificas instalaciones del hotel de la caja de compensación de Los Andes.
Segundo día ruta desde la localidad de Los Lagos hasta Puerto Fuy, más de 100 kms exigentes, siendo esta ruta, para mí, la más bonita de todas, al bordear el lago Panguipulli y finalizando con unos 12 kms de subida hasta Puerto Fuy a través de la reserva biológica de Huilo Huilo. Esa tarde tuvimos la oportunidad de participar en la inauguración de la escuela Enzo Fantinati Caviedes, escuela de ciclismo para niños de la zona de Neltume y Puerto Fuy, ver de qué otras maneras el Ciclo Club se involucra con el ciclismo, ayudando y motivando a los pequeños ciclistas fue fantástico. Después de esto no quisimos perdernos una divertida navegación por el Lago Pirihueco en un moderno catamarán, disfrutamos del atardecer al ritmo de los mejores regeatons.
Comenzamos el tercer día de pedaleo, ya notando las piernas cansadas, pero con las mismas ganas e ilusión iniciamos ruta desde Puerto Fuy hasta Villarrica, otros 120 kms de bellos paisajes recibiéndonos la imponente vista del volcán Villarrica.
Luego de un rico almuerzo pudimos descansar a orillas del Lago Villarrica, donde tomamos un baño en las frías aguas de ese enorme Lago, para mí eso sí, fue un acto de valientes.
Ya nos quedaba la última noche en grupo, ambiente más relajado, por el trabajo hecho, en esa grata velada pudimos conversar y conocer un poco más al resto de integrantes del ciclo, con Gonzalo fue muy grato ver que muchos de ellos son parte importante de la historia del ciclismo en Chile.
Después de muchas risas y brindis tocó descansar para la última etapa, más corta y de despedida, desde las termas de San Luis hacia el paso Mamuil Malal, estas últimas pedaladas nos dejaron muy buen sabor de boca, después de un fin de semana ciclista perfecto.
De vuelta en Santiago, cansados, pero felices por haber compartido esta experiencia y muy agradecidos con el Ciclo Club Santiago, con todos sus integrantes por todo lo vivido.
Kira y Gonzalo